Estudios clínicos del Mango Africano

La efectividad del mango africano: Demostrada

La Universidad de Yaundé (la principal universidad de Camerún) realizó en 2009 un estudio para confirmar o desmentir los beneficios del mango africano como complemento para la pérdida de peso. En la medicina tradicional africana las semillas del mango africano se habían estado utilizando desde la antigüedad para tratar problemas de estómago y también para perder peso.

Para este estudio se seleccionarion 102 personas que se dividieron de forma aleatoria en dos grupos. Dentro de cada grupo se podía encontrar gente con peso normal, gente con sobrepeso y gente obesa. Uno de los grupos recibió un suplemento de 150 mg diarios de extracto de mango africano, mientras otro de los grupos recibió un placebo, es decir un producto que simulaba tener efecto pero que realmente no tenía ningún principio activo.

Tras 10 semanas de estudio, los investigadores pudieron comprobar que mientras que el grupo que había recibido el placebo no había tenido variaciones significativas de peso ni de ningún otro parámetro asociado al metabolismo, las personas del grupo que tomaron mango africano habían conseguido bajar de peso. Y no solo habían perdido quilos, si no que sus niveles de colesterol y azúcar en sangre se habían reducido acercándose a los parámetros saludables y habían reducido el perímetro abdominal.

Como media, el grupo que tomó mango africano perdió una media de 12 quilos y perdió 16 centímetros de contorno abdominal. Para entender estas cifras, comparativamente hablando, el grupo que tomó el placebo tuvo una variación de menos de un quilo de peso y su perímetro abdominal apenas varió 5 centímetros.

Una de las características del estudio es que a las personas que participaban se les pidió que no cambiaran sus hábitos de vida, es decir, sino que mantuvieron su dieta (tan buena o tan mala como fuera) así como otros hábitos de vida como el deporte, en el nivel que tuvieran antes de empezar con el estudio. Es decir, el único parámetro que había cambiado en sus vidas era el consumo del suplemento de mango africano.